Para este artículo he invitado a escribir a un amigo cuya afición desde hace mucho tiempo es visitar locales de alterne y casas de escorts. En su cuenta hay más de 100 locales ya visitados por toda España. Hoy nos va a explicar una experiéncia suya que tuvo buscando una escort con cierto parecido a Melissa Prado, un fetiche para el….

 

Realizando como cada semana la busqueda por las redes y páginas de escorts, en busca de mi siempre querida y amada Melissa Prado. Encontré a varias candidatas que aunque no la superen del todo, estan casi a la altura de mi bella paraguaya.

Una de ella es Liz que aunque no trabaja en ningun local de escorts, si lo hace en su apartamento privado. Liz tiene 20 añitos y mide 172 cm de alto, tiene un pelo negro hasta la mitad de la espalda, y una cara muy hermosa, es la típca joven vecinita que siempre has ojeado cuando te cruzas con ella en la escalera, y has soñado con pasar por su cama a retozar y a hacerle el amor. Una chica con unas curvas muy dichosas, sus pecho miden unos 120, cintura 62 y de culete 90 (no llega su trasero al tamaño grande y hermoso de mi Melissa, pero no esta mal), llena de vida, con muchísima energía hormonal concentrada y a punto de entrar en erupción. A la bella Liz le gusta el sexo hasta límites insospechados, puedo ser una sensual colegiala o ser una amante insaciable de sexo.

Como buena latina aunque no realiza su trabajo en ningun local de scorts, si dentro de sus servicios ofrece besos de enamorados, besos negro, cubana espectaculares con sus grandes pechos, eyaculación corporal y facial, sexo oral natural, y lo fundamental, le encanta practicar sexo griego, entre otros servicios más. Yo ya con estas credenciales creo que por un tiempo estare sin visitar locales de alterne alguno y me concentraré más bien en el domicilio de mi Liz, que aunque, repito, no iguala ni supera a mi Melissa Prado, al menos es la que més se le acerca de todas las que trabajan en un locales de escorts o independiente.